UN MEJOR 2021

 

El año pasado por estos días deseábamos a nuestros familiares y amigos  un feliz y venturoso 2020, ajenos a la tragedia que nos esperaba. Celebrábamos que ya teníamos un nuevo Gobierno estable, después de tanto tiempo de incertidumbre y pusimos nuestras esperanzas en los cambios que prometían para hacer nuestra sociedad más igual, más justa, tal y como figuraba en el pacto de Gobierno que se había firmado. Pero nadie, absolutamente nadie, sospechó lo que nos esperaba, una pandemia como no habíamos conocido antes, que cambió radicalmente nuestras vidas. Hemos conocido tragedias de todo tipo y al mismo tiempo ejemplos heroicos, una sociedad acobardada y una minoría irresponsable que nos ponía en riesgo a los demás. La economía se paró en seco porque la salud era y es lo primero. Ha sido el peor año de nuestra vida.

A pesar de todo el Gobierno ha llevado adelante su programa, con respeto e importantes cambios, al mismo tiempo que combatía la pandemia. No habíamos visto nunca la ferocidad de la oposición de derechas contra las medidas que se tomaban, con una crítica implacable, con insultos y descalificaciones nunca oídas en el Congreso, jaleadas por la caverna mediática. Lo han hecho cuando era el momento de echar una mano en paliar los destrozos que provocaba el virus, un mal que paralizaba el mundo. De hecho han llegado a llamar asesino al Gobierno.

Estos días estamos repitiendo los buenos deseos para 2021. Con la vacuna en marcha, el oro de Bruselas que viene y sin Donald Trump, seguro que será mejor que el 2020. Yo  es lo que les deseo a  ustedes.

  

Columna de opinión en la Cadena SER.

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

ÉTICA Y DECENCIA

ESPAÑA

MENTIRAS