COMPRAR

 

La semana pasada se celebró el llamado viernes negro, el disparo que nos anuncia el comienzo de la época del año en el que tenemos que consumir. Estas fechas se definen con una palabra, comprar. Compramos cosas que no necesitamos porque nos han bombardeado con la obligación de comprar y el reclamo de las rebajas. Aunque este año no está el horno para bollos, tendremos que hacer las cuentas con lápiz muy fino, todo está mucho más caro y el recibo de la luz siempre está ahí aguardando con su guadaña para segar nuestros escasos euros..

Ese mismo día unos voluntarios de Greenpeace nos advertían en la zona comercial que consumir de la manera que lo hacemos nos lleva a que terminemos con el planeta. Nos advertían de que el consumo desorbitado e innecesario de estos días conduce a la sobreexplotación del mundo. Que esto solo beneficia a los que impulsan el consumo como medio de ganar dinero. Que las marcas y las empresas que están detrás obtienen ganancias exageradas a costa de agotar los recursos de los que disponemos.


Eso que dicen es verdad, ¿pero quién se para ahora a pensar en la salud del planeta cuando tengo en la mano este jersey tan chulo que está rebajado? Total porque yo compre no se va a hundir el mundo. También es verdad, pero ya estamos en este planeta 8.000 millones de personas la mayoría de ellas piensan y actúan como nosotros, hacen compras innecesarias por el solo hecho de poseer. Eso es consustancial a la especie humana, de lo que se aprovechan los mas listos.

El cambio climático solo es un aviso de que estamos destruyendo el único lugar que tenemos para vivir, después vendrá como consecuencia el agotamiento de los recursos ¿Qué pasará con nuestro hijos y nietos? ¿Compramos el jersey?

 Columna de opinión en la cadena SER.


Comentarios

Entradas populares de este blog

ÉTICA Y DECENCIA

ESPAÑA

ODIO