GALGOS O PODENCOS



Este fin de semana ha surgido una noticia inquietante para el electorado de la izquierda en Córdoba. Las próximas elecciones municipales vamos a tener que optar entre ¡cuatro! listas electorales porque  PODEMOS ha decidido que esta vez van a ir solos, pero además es que la dirección del partido, contraria a este decisión, ha dimitido y piensa aliarse con GANEMOS. Completan  la parrilla de la izquierda el PSOE e IZQUIERDA UNIDA.
Las razones  que han hecho públicas para no llegar a un acuerdo de confluencia han sido una cuestión de candidatos y la negativa de pactar con el PSOE después de las elecciones. El problema de siempre, considerar por algunos puristas que los socialistas son de derechas.
Sería necesario y urgente llamar a la sensatez y hacer que reflexionen sobre la situación política que atravesamos  y las consecuencias que tiene  su decisión. El objetivo principal ahora debe ser impedir que la extrema derecha condicione el gobierno de la ciudad, como ocurre en la Junta de Andalucía y la división que  proponen facilita que esto ocurra.
Seguro que no conocen lo que significa la extrema derecha, los que la hemos tenido que sufrir durante años y soportar sus soflamas patrioteras, sabemos lo que es vivir sin derechos. El solo recuerdo de aquellos tiempos hace que nos llene de indignación la frivolidad con que se mira este fenómeno.
 Seguro que la decisión de buscar la máxima confluencia genera renuncias y sacrificar estrategias. Seguro que hay que dejar para más adelante los elementos que separan y evitar lo que Josep Ramoneda llama “el ejercicio favorito de la izquierda: la psicopatología narcisista de las pequeñas diferencias”. Lo que hay que priorizar en estos momentos no es cómo se gobierna desde la izquierda, sino evitar que nos gobierne esta derecha. Esto lo exige la responsabilidad política.
Sirva como recordatorio el hecho de que en Córdoba la izquierda siempre ha propuesto gobiernos conjuntos, incluso cuando en 1983 Julio Anguita sacó mayoría absoluta, se invitó al PSOE a formar parte del Gobierno. Es una tradición que ha siso muy útil para la ciudadanía y que ahora se convierte en una necesidad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ÉTICA Y DECENCIA

ESPAÑA

MENTIRAS