Indignado


He recibido una carta del alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, en su calidad de presidente de la empresa de aguas, que me ha indignado. Sí, me siento indignado porque en su contenido se hace un ataque zafio y grosero contra IU y PSOE por la subida del canon de depuración de agua, en aplicación de una ley aprobada por el Parlamento de Andalucía. Me indigna y me inquieta que haya que recordarle constantemente al Partido Popular que la democracia consiste, precisamente en cumplir las leyes que nuestros representantes aprueban por mayoría en los parlamentos, nos gusten o no, las hayamos apoyado o estemos en contra. Como tampoco es democrático ni ético aprovechar el dinero de una institución pública para hacer política de partido en contra de una decisión parlamentaria, precisamente por los que hablan de austeridad y denuncian el despilfarro de los demás.

Un buen alcalde lo es de todos los ciudadanos, no solo de los que le han votado, es mi alcalde aunque yo no lo voté ni pienso como él. Eso no significa que renuncie a hacer su política y aplicar su programa, pero desde la institución que representa no debe hacer política partidaria, para eso está su partido. No hay nada peor que un alcalde que gobierna solamente para un sector de la sociedad ignorando al resto. Pero esta derecha no puede evitar que le salga el autoritarismo que lleva en su ADN. Hay que ver el trabajo que les cuesta dialogar y buscar consensos, lo suyo es imponer. La música es la misma en los ayuntamientos que han ganado y donde antes gobernaban PSOE o IU: descalificar la gestión anterior y alarmar a la población con suprimir o reducir servicios o nóminas, por culpa de lo mal que lo hicieron los gobiernos anteriores. Llega a tal extremo la cosa que denunciaron la falta de dinero para que el Alcalde pudiera enviar un telegrama de pésame a los familiares y a la empresa que sufrió hace unos días la pérdida de tres tripulantes en el accidente de un helicóptero en Granada. ¿Es que piensan que todos somos tontos? No les importa insultar a la inteligencia del ciudadano. Lo que más me indigna es que me tomen por estúpido.

Tenemos que prepararnos para ver y sufrir cosas como estas porque hasta las elecciones andaluzas, la orden del jefe Arenas es atacar despiadadamente, desde los ayuntamientos que gobiernan, a la Junta y a la izquierda, porque él tiene que ser presidente como sea, es su último cartucho, ya no puede perder más elecciones, es ahora o nunca y para conseguirlo todo vale. El Alcalde cumplirá la orden de su jefe pero ya no será el Alcalde de todos, sólo de los suyos y abrir esas trincheras es muy peligroso.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ÉTICA Y DECENCIA

ESPAÑA

MENTIRAS